AREQUIPA, MUCHO MÁS QUE UNA BLANCA Y HEROICA CIUDAD

El 15 de agosto nuestra ciudad se vistió de fiesta y no es para menos, no todos los días cumplimos 475 años de fundación  “española”  y es que nuestra ciudad fue por mucho tiempo una de las pocas que  se caracterizó  por su identidad cultural como “arequipeños” . Nuestra República independiente  está marcada por  múltiples características culturales, entendiendo claro que cultura es el conjunto de modos de vida, costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc. Así lo define la Real Academia de la Lengua Española, pues  estamos ligados a múltiples costumbres que nos dejaron como legado nuestros antepasados.    

Se realizan muchas actividades para conmemorar nuestro aniversario  (Corso de la Amistad, pasacalles, ferias etc.) Pero  las que se llevan a cabo por  estas  fiestas en  nuestros Centros Educativos   no resaltan del todo la riqueza cultural, material y sobre todo humana que tiene nuestra ciudad. Las actividades que se realizan se reducen en  algunos casos sólo a bailes o la degustación de unos cuantos platos típicos, que no es malo y eso lo sabe muy bien nuestro sentido del gusto, pero ¿por qué no  idear e implementar nuevas formas de recuperar una  identidad que en los últimos años se ha venido perdiendo? ¿Por qué no enseñar a  nuestros estudiantes  la importancia e historia de nuestros principales monumentos? ¿Los acordes, melodía, letra y música, de nuestros conocidos pero pocos escuchados y difundidos yaravíes? Nuestras picanterías que más allá de ser  una especie de restaurantes  tienen una larga tradición e inicios muy peculiares, y ni hablar de nuestra fe, como ejemplo  la peregrinación al santuario de la Virgen de Chapi, una de las más grandes de sur de Perú y por qué no decirlo de Sudamérica comparada con  las que se realizan en México (Virgen de Guadalupe) o Portugal-Europa (virgen de Fátima). Se está dejando de lado a personajes de nuestra tierra en el olvido  se han llevado a cabo muchos homenajes  a Mariano Melgar gran poeta y prócer de nuestra independencia quien murió con tan solo 24 años de edad, pero hay otros personajes que merecen ser recordados, como ejemplo tenemos a Pedro Paulet Mostajo;  científico espacial, periodista, químico, diplomático, maestro, arquitecto y economista quien realizo experimentos de propulsión y considerado el precursor de las naves espaciales o  José Vinatea Reynoso que murió con tan solo 31 años de edad y es considerado precursor del indigenismo.

Definitivamente hay mucho por enseñar a nuestros estudiantes; valores, orgullo, tradiciones, costumbres, es decir los diferentes elementos  que conforman nuestra sociedad, para así  fomentar un sentimiento de pertenencia con nuestra tierra, con nuestro legado y con nuestras costumbres, sobre todo tolerancia con los demás y con nosotros mismos. Somos una mezcla de mestizajes culturales que hoy más que antes se evidencia en la riqueza cultural de nuestra población que hace de nuestra Arequipa una ciudad tan especial. 

 

Edwin Arela